Por favor, tenga presente que los blogs personales reflejan las opiniones y el sentir de sus autores, no de la Asociación. Si considera que el contenido de esta página es inadecuado, por favor, contacte con el administrador.
16 Nov 2016

Mami, queremos una mascota

Enviado por yolanda.ceada
Versión para impresiónDescargar como PDF

¡Hola! ¿Cómo estás? ¿Cómo llevas la semana? La mía como siempre sin parar de hacer cosas y maquinando otras nuevas. Ya te contaré a su debido tiempo.  :)

Hoy vamos a hablar sobre las mascotas. Esos seres adorables, compañeros incansables de nuestros retoños...

A principios de agosto llegó a nuestra casa Naranjita. Te aseguro que es muy nerviosa.(Supongo que no sólo los perros se parecen a sus dueños)

Realmente nosotros no sabemos si es ella o es él, pero la peque desde que la vio por primera vez lo tuvo claro, ¡es "niña" y se llama Naranjita!

1

Antes de llegar Naranjita a casa nos pidieron: 

  1. Un pajarito, pero suelto por casa, nada de jaulas. ¡Claro que sí! Que pueda dejarnos los regalitos en cualquier lugar... 
  2. Dos conejitos, sin jaulas. ¡Eso! y de paso se coman todos los cables que vuestro padre tiene repartidos estratégicamente por toda la casa.
  3. ¡Una cabra!. ¿Una cabra? Sí, eso, una cabra.  :O

No te rías, la idea de la cabra persistió varias semanas. Muy serios y convencidos respondían que querían una cabra, cada vez que alguien les preguntaba ¿qué mascota te gustaría tener? 

De la cabra nos libramos porque el tito David se encajó con Naranjita, si no me veo arrancando hierbita... 

2

Indiscutibles las razones y los beneficios de que los niños tengan mascotas, pero por favor seamos responsables y consecuentesUna mascota es un ser vivo no un juguete.

Antes de lanzarnos debemos pensar: el espacio, tiempo y presupuesto del que disponemos para cuidarlos, si tienes alergias, si estás preparad@ para cuidarle durante toda su vida y un punto importante ¿qué harás con él/ella cuando salgas de viaje?

Como dije al principio del post Naranjita llegó a principios de agosto y a finales salimos de viaje. ¿Qué hacíamos con ella? Llevarla era inviable. Preguntamos a unos familiares que tienen acuario y nos dijeron que sí, que podían tenerla. Como comprenderás, después de pasar de una mini pecera a un acuario con otros amiguitos, ni los niños ni nosotros quisimos traer de vuelta a Naranjita. Nos daba mucha pena, pero era lo mejor para ella. Así que volvimos a no tener mascota. Menos mal que ya no se acuerdan de la cabra.  ;)

Aquí te dejo un vídeo de Naranjita en su nueva casa (hecho por la tita Sara), como verás se lo pasa bomba. ;)​ 

Y vosotros, ¿tenéis mascotas? ¿Quién se encarga de cuidarla? ¿Qué beneficios crees que le aporta a tus hijos? Te espero en los comentarios.   :)

 

Sobre Yolanda Ceada.

Suscríbete y no te pierdas las nuevas entradas.

 

 

 

Comentar