Por favor, tenga presente que los blogs personales reflejan las opiniones y el sentir de sus autores, no de la Asociación. Si considera que el contenido de esta página es inadecuado, por favor, contacte con el administrador.
15 Jul 2015

¿Estás cansad@? (1ª parte)

Enviado por yolanda.ceada
Versión para impresiónDescargar como PDF

¡Hola! El post de hoy va dedicado al cansancio que "arrastramos" todos los padres y madres en general.

En nuestro caso, los primeros cinco meses como papás fueron muy cansados, sobre todo por las noches, al tener dos bebés debíamos despertarnos los dos. Yo me "enganché" al chocolate, encargué 15 tabletas de chocolate al súper la primera semana en casa, no duraron ni 15 días.

Cuando le comenté a un amigo, también papá de mellizos, el ritmo trepidante que llevábamos su respuesta fue: "Tranquila, después todo va a peor". Y es que cuando te incorporas de la baja maternal (si tienes la suerte de tener trabajo), en ocasiones te ves desbordad@. Ahora no sólo estás cansad@ sino que tienes menos tiempo que antes. Sí, eso es posible!

Aprovechando el préstamo especial de verano de la BUH (Biblioteca de la Universiad de Huelva), he sacado (entre otros) un libro que creo que nos puede ser útil a aquellos padres y madres agotados. Se titula "Guia para padres desbordados y con falta de energía", en él la especialista en Ergonomía Terapeútica, Francine Ferland nos propone varios métodos y estrategias para organizar nuestras actividades diarias, gestionar la energía y vivir plenamente el presente.

IMG_20150710_102511396

Os comento lo que me ha parecido más interesante de este libro.

Lo primero, es que debemos distinguir entre el cansancio "sano" (el producido por ejemplo después de un largo paseo en bici) y la "sobrecarga" (producida por realizar demasiadas actividades físicas/mentales durante la jornada). En el primero basta con una buena comida y una buena siesta para recuperarte, pero en el segundo no, ya que gran parte de esas actividades nos resultan desagradables o incómodas. Ésto no sólo nos cansa, sino que hace que disminuya nuestra atención, nos volvamos más irritables y aumente nuestra apatía. Normalmente esas actividades que nos desagradan estamos obligados a realizarlas diariamente.

¿Y qué podemos hacer si no podemos evitar esas actividades que no nos gustan?. La autora nos hace varias propuestas:

1 - Hacer la vista gorda: sobre todo en las labores del hogar.
2 - Hacer "trueques de tareas": por ejemplo con tu pareja, un familiar o vecino.
3 - Cambiar la forma de hacer las cosas. Por ejemplo, planchar es menos aburrido si lo haces escuchando música o delante de la tv.
4 - Buscar la causa por la que no nos gusta hacer una actividad en concreto. Ejemplo, si no te gusta hacer la compra porque en el supermercado hay demasiada gente, puedes ir a una hora en la que haya menos.
5 - Mirar las cosas desde un ángulo más positivo. Si debes llevar a tu hij@ a un entrenamiento de cualquier deporte aprovechar ese rato para relajarte y disfrutar charlando con otros padres, en vez de pensar que podrías estar adelantando otra actividad que te corre prisa.
6 - Reservar un poco de tiempo libre para actividades con las que disfrutas. Ésta es mi favorita.

¿Qué os parece? Yo algunas de estas propuestas ya las practicaba, pero tengo que utilizar más la número 2 y la 4.

En el siguiente post hablaremos más sobre este tema y trataremos, entre otros aspectos, algunas técnicas para la gestión de la energía, para no llegar tan cansad@s a la hora de dormir. ¡No faltéis!.

Comentar